sábado, 9 de marzo de 2013

Lluvia y latidos


Hoy he despertado a las 7h. El despertador estaba colocado a las 9h pero inconscientemente me he adelantado. Imagino será por la costumbre que he cogido el resto de los días.

Estaba soñando y de repente los protagonistas del mismo, en lugar de hablar entre sí, me hablaban a mí. Me obligaban a darme cuenta que todo era un sueño, que estaba durmiendo y tocaba despertarse. Intenté hacerles entrar en razón, diciéndoles que probablemente era muy temprano todavía, que podían continuar con sus aventuras; por mí no tenían que molestarse. Pero nada. Al final no me ha quedado otro remedio que abrir los ojos y mirar el despertador.

Al ver que eran las 7h, me he dado la vuelta de nuevo... No podía dormir, así que me puesto a escuchar la lluvia. Al son de las gotas iban y venían pensamientos de todo tipo. No me apetecía llenar la cabeza de cosas como hago todas las mañanas, así que me puesto a respirar.

Tras unos minutos, me he puesto de costado, con la oreja pegada a la almohada, para escuchar el corazón. Latía lento, y ralentizaba más a medida que yo respiraba hondo y despacio. Durante unos segundos me he estirado, y rápidamente se ha revolucionado. Pero luego otra vez se ha relajado con un par de respiraciones.

Mis pensamientos, la lluvia, y mis latidos, me han llevado a asociar lo ocurrido estas últimas semanas.

Hace 2 semanas escribía sobre el dolor y la decepción que sufrí tras despedirme de Ella. Hoy ya no siento ese dolor. Parece que han pasado meses desde la última vez que nos vimos, cuando solo han transcurrido 3 semanas.

Solo 2 semanas es lo que llevo en el trabajo, y ya comienzo a sentir monotonía en la tareas que me encargan; También orgullo de ganar mi propio sueldo por supuesto (aunque sea pequeño).

Son 3 semanas que no veo a mis amigos, ahora que más lo necesito. De ahí mis silencios y reflexiones (sumado el hecho de vivir "solo", y haberme distanciado de otras personas).

En 3 semanas he hecho deporte 6 días, cuando antes hubieran sido 12 días mínimo. Yo que tanto tiempo dedicaba a la condición física, evadiéndome del estrés (e inconscientemente alimentando el ego), ahora por falta de tiempo, o interés en otras cosas, he reducido mi dedicación.

Esta claro que estoy pasando por un período de limpieza. La lluvia ha llegado como tsunami barriendo mi Yo del pasado. Ya no me relaciono con las mismas personas, no trabajo/estudió lo mismo, no dedico tanto tiempo a actividades que antes tenían mucha importancia... Ahora leo más, escribo más, escucho más...y hablo menos. La lluvia ha limpiado de mí los restos de un cercano pasado que tapaba la materia de la que estoy hecho. Me está desnudando para exponerme a nuevas personas, experiencias y conocimientos.

Como mi corazón, siento en mi interior el latido de diferentes cosas, aunque no me pare a escucharlas por la mañana. Late el miedo al fracaso, la frustración que me produce las dificultades para aprender, la ilusión de mis sueños, la lucha por un cambio, la curiosidad que me empuja, el ego que constantemente me mide frente a los demás... A veces, las circunstancias me dan un estirón y algunas de esas cosas se revolucionan haciéndose casi con todo el espacio de mi cuerpo, pero pronto, si respiro profundamente, me doy cuenta que vuelven a su sitio dejando paso al resto de "corazones".

Es maravilloso despertar temprano, escuchar la lluvia, el corazón. Desayunar despacio, y al abrir la ventana, encontrarte un cielo limpio iluminado por el sol. Hasta he dejado de sentirme raro con el nuevo corte de pelo :P

8 comentarios:

  1. guau... me siento demasiado identificada.. ahora mismo tambien llueve... pero sobre todo sí que es verdad lo que dices.. dejar paso al resto de corazones.. supongo que vamos cambiando y evolucionando... y nadie ha dicho que la adaptación sea fácil..
    espero que hayas tenido un buen día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está siendo un día genial :) un beso PUMI!!

      Eliminar
  2. A mi me parece una epoca de cambios en muchos terrenos , que te mantienen el corazón inquieto...
    Pero es parte del proceso de madurar. Conocerse, ver de que pecamos, donde nos falta y donde nos sobra y ir mejorando dia a dia.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Yo era mas de noches, de madrugadas con un vaso de alcohol pegado a la mano, garabateando poesia en folios en blanco o en el PC, en vez de cortarme el pelo me dejaba la barba larga. Tu metodo para diluir los estragos de desamor son mas sanos, intuyo que mas eficaces. El invierno es buena epoca para olvidar, ya vendra la primavera y el verano, peor epoca para olvidar y mejor para iniciar nuevos proyectos de vida.

    Un saludo del hombre oscuro que te observa detras del cristal.

    H.O.

    ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no me lo he tomado muy mal como bien dices, aunque otras veces si que me ha ocurrido lo contrario :S normalmente coincide estos períodos con un cambio estético lo hago casi inconsciente, como si quisera asegurarme por las mañanas al mirarme al espejo que he dejado atrás el pasado. un saludo hombre oscuro!!:)

      Eliminar
  4. Uhmmmm, suena tan bien todo... ¡¡Yo también quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No e puedo quejar la verdad jeje un beso!

      Eliminar