lunes, 3 de agosto de 2015

Nuevo comienzo, nuevo país: Myanmar (Birmania)

Mapa geografico de Myanmar/Birmania. Fuente: www.ain-es.org
Abandoné el blog en África del este, y lo retomo en el sureste asiático.

Me encuentro trabajando en Birmania (Myanmar), país que ha permanecido cerrado al ámbito internacional durante décadas bajo una fuerte dictadura militar, y que desde hace apenas 5 años comienza a abrirse en lo político y económico. Las primeras elecciones democráticas nacionales serán este año en noviembre, y en la atmosfera se respira un cambio. Espero no venga acompañado de tormenta.

Hablando de clima, las últimas lluvias de las pasadas semanas han dejado decenas de muertos y centenares de desplazados en las regiones más rurales. Sin embargo, aquí en Yangon, la capital y lugar donde resido, la vida no cambia. Si no fuese por las redes sociales y medios extranjeros ni me hubiera enterado de los desastres que centenares de personas están actualmente sufriendo apenas unas horas de distancia. No quiero imaginar que conocimiento puede tener el resto de la población local que sin buen acceso a internet y sin tradición por informarse en periódicos y otros medios puedan tener sobre lo que le está ocurriendo a sus compatriotas más cercanos.

So, what about me? Desaparecí del blog básicamente por pereza y confusión. Como siempre ocurre cuando he de expresar mis sentimientos e ideas en “papel” se me llena la boca de palabras y al final ya no sé ni lo que cuento. La pereza de resumir y ordenar aquello que me pasaba por la cabeza me ha traído meses sin escribir nada. Y la verdad, comenzaba a echarlo de menos.

Básicamente quiero mantener este espacio donde puedo expresarme sin pedir nada a cambio. Ni soy un escritor famoso que ha de satisfacer a sus lectores, ni soy una persona falta de palabras. Soy un profesor de ciencias que anda en pleno aprendizaje sobre sí mismo y la vida en general. Mi familia y mis amigos, allí lejos en España, obviamente no pueden acompañarme en el camino, y junto con mi lengua materna comienzan a diluirse en el pasado. Pero me niego a que ello ocurra, y gracias a skype, facebook, whatssup… y a este blog, tratare de mantener contacto con mi gente y mi querido idioma español.

Son muchas las cosas que han cambiado dentro de mí en estos pocos meses que dejé de escribir. Cambié Africa por Asia. Islam por budismo. Aridez por humedad. Campo por ciudad. Aunque podría mantener el mismo enfoque “interiorista” que le di al blog anteriormente durante mis estancias en Suecia, Brasil o Somalia, he considerado liderar mis próximos textos describiendo desde un punto de vista más exterior. O lo que sería igual, hablar sobre Birmania a título personal. Pienso que aquello que vivimos es un reflejo de aquello que somos o debemos aprender.

Bienvenid@s pues a una nueva series de posts en relación a mi vida en Birmania. Por primera vez en Asia, y concretamente en el sureste asiático, hablaré sobre mis experiencias en torno a la cultura, la religión, la sexualidad, el trabajo, y la política. Y como no, acerca de mis deseos, sueños y pesadillas.


3 comentarios:

  1. Vaya cambio! Qué giro en la historia! Te deseo mucha suerte en tu nueva aventura. Seguiré leyéndote encantada lo que quieras comentar sobre lo que vives, piensas y sueñas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara :) siempre cuento con tu apoyo :*

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar